Argentina: Advierten “desastre anunciado” por avances extranjeros para pasta de celulosa en la región

TWITTER
FACEBOOK
19-4-2017, Corrientes Hoy
 

Un historiador y profesor de la Universidad Nacional de Entre Ríos publicó recientemente un duro informe que advierte sobre “un desastre anunciado” en caso de que avancen los planes de empresas extranjeras con la explotación de recursos forestales y adquisiciones de grandes extensiones de tierra en Corrientes y otras provincias del nordeste argentino.
 
El informe apunta a la extranjerización de las tierras para favorecer intereses de empresas europeas de pastas de celulosa y papeleras, en detrimento de los pequeños productores y del resto de la población en la región mesopotámica.
 
“Lo que viene es la crónica de un desastre anunciado y sus promotores deberían ser juzgados en el futuro como traidores a la Patria”, afirmó Guillermo Luis Luciano, licenciado en Economía que publicó libros sobre historia económica y es docente en la UNER.
 
El informe de Luciano lleva el título de “Ahora vienen por todo” y fue publicado este jueves en el diario Junio, de Entre Ríos. A continuación, se transcribe textualmente:
 
Las celulósicas siguen mudando sus negocios desde Europa del norte al cono sur de América donde el costo de nuestras tierras, su fertilidad y la complicidad y venalidad de la clase política local lo hace posible, envalentonados por la nueva realidad política local potencian sus planes de aumentar drásticamente su capacidad de producción en más de 25 millones de toneladas en los próximos cinco años. Esto significa que se necesitarán aumentar sus ya extensísimas superficies de plantaciones de crecimiento rápido para alimentar las nuevas fábricas de celulosa que planean instalar en nuestra región.
 
La información está disponible para quien la quiera consultar, sin embargo los medios nos bombardean con el discurso monocorde de las grandes empresas celulósicas que han tomado el control del negocio forestal de la región; ya son dos millones de hectáreas entre Uruguay y el Litoral Argentino pero vienen por todo.
 
Siguen adelante con planes de infraestructura descomunal como el IIRSA, que actualmente está forzando las hidrovías sobre los ríos Paraná y Uruguay y otras mega obras que significan un fenomenal endeudamiento externo para nuestros países en función de que las multinacionales que saquean nuestros recursos naturales minimicen sus costos de fletes.
 
Obras que significan catástrofes ambientales para nuestra región que como señala la FAO - Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación- el noventa por ciento de la deforestación es provocado por prácticas de agricultura insustentable, tala y la plantación de árboles de especies exóticas para abastecer la industria celulósica lo que conlleva la degradación y destrucción de los bosques nativos.
 
Brasil, grandes empresas celulósicas están concentrando y apropiándose de amplias áreas de tierra fértil en sus manos, desalojando pequeños productores ancestrales arrojándolos a los cordones de miseria de las ciudades cercanas
 
Chile la expansión de forestación se ha hecho invadiendo los territorios del pueblo Mapuche violando sistemáticamente de sus derechos. El costo para los pueblos es siempre similar: degradación ambiental, eliminación de la biodiversidad, contaminación con agrotóxicos de las aguas superficiales y subterráneas, y desplazamiento de población con la consiguiente destrucción de sus formas ancestrales de resolver su vida.
 
Uruguay, aquí el panorama es atroz, las empresas del sector ya poseen un millón de hectáreas y siguen aumentando las plantaciones de exóticas están generando severas alteraciones en su geografía desplazando las praderas pastoriles y tierras agrícolas con sus desiertos verdes y silenciosos que además se apoderan de las napas subterráneas de agua dejando sin este elemento vital a una cantidad de pequeños poblados aledaños que están teniéndose que hacer cargo de las dramáticas consecuencias de quedarse sin agua.   Y no solo esto, estas grandes empresas celulósicas foráneas se están quedando con el territorio en un fenómeno inédito a nivel global que para buscar antecedentes habría que remontarse varios siglos atrás cuando las potencias coloniales iban a países más pobres y directamente e apropiaban de la propiedad de su territorio esclavizando a sus poblaciones.
 
En Centroamérica el panorama es similar, en Paraguay se están sentando las bases para que las celulósicas que ya controlan la Mesopotamia Argentina y Uruguay avancen sobre su territorio con planes similares
 
Entre Ríos
El panorama a partir de la derogación de la Ley de la Madera, que auspició el gobernador Bordet, a pesar de sus promesas de campaña y que oportunamente advertimos, ocurriría en el sector foresto industrial de la Mesopotamia, viene concretándose sin prisa pero sin pausa.   Ahora las celulósicas extranjeras inventaron lo de las “Mesas Forestales” desde donde se imparten las políticas nacionales del sector, que han provocado que sólo en Misiones en los dos últimos años hayan cerrado el 28 por ciento de las empresas foresto industriales, todas medianas y pequeñas
 
El Ingeniero Forestal Jorge Pujato, vocero de la Asociación Forestal Mesopotámica -AFOME- la gremial de los productores de la Mesopotamia, se pregunta:..¿Quién convocó a esa “Mesa Forestal” que se adjudica la “representación del sector”?   Productores nacionales que a pesar de ser una mayoría abrumadora, a la que hay que sumarle, solo en Misiones, unas 730 industrias -en su mayor porcentaje pymes de la foresto industria- no fueron invitados a la Mesa Forestal, organizada por el Gobierno Nacional y las celulósicas extranjeras.  Reforzando la apuesta el Gobierno ha reconocido públicamente que quiere para el litoral argentino un “proyecto celulósico como los que hay en Uruguay”.
 
Las cifras no las ponemos nosotros, acaban de ser reveladas por el Director de Recursos Forestales del Gobierno de Corrientes, que expresó “Nuestra provincia destina rollizos a Misiones y Entre Ríos en un promedio de dos millones de toneladas anuales”. Un millón, aproximadamente, abastece a industrias misioneras y el otro, principalmente a industrias entrerrianas
 
Entre Ríos es líder nacional en la industrialización del recurso forestal, la industria local procesa toda la oferta de materia prima que se genera en su territorio y a ese volumen le agrega casi un millón de toneladas anuales que salen de la provincia de Corrientes, dato que el gobierno y la legislatura entrerriana parecen ignorar.
 
Si este no es un modelo virtuoso que alguien señale lo contrario, sin embargo gobernador y legisladores provinciales no se dan por enterados de esta realidad; sólo tienen oídos para las voces que las celulósicas extranjeras proclaman a través de AfoA -Asociación Forestal Argentina- entidad que como hemos denunciado reiteradamente desde nuestra Fundación, no representa los intereses nacionales sino que usurpa el nombre del país en su sigla para disfrazar los de las empresas foráneas que están logrando imponer su modelo de saqueo de nuestros recursos a gran escala.
 
En Misiones, provincia donde las celulósicas extranjeras ya tienen el control del negocio, la realidad de la materia prima es asfixiante para los pequeños y medianos industriales, que están siendo excluidos de la oferta de rollizos por parte de los grandes tenedores de tierra extranjeros.     Los datos indignan: ARAUCO, una empresa de capitales inciertos pero de bandera chilena, ya posee casi el 50 por ciento de las tierras y el recurso forestal de la provincia.
 
En consonancia con estos intereses, la Nación hace oídos sordos a los reclamos de cerca de 18 mil productores, solo en Misiones, que plantan de 5 hasta 50 hectáreas, pero en la actualidad no reciben el incentivo forestal para hacerlo.
 
Lo que viene es la crónica de un desastre anunciado y sus promotores deberían ser juzgados en el futuro como traidores a la Patria.
 
A estas mesas, que bien podemos llamar Mesas de la Enajenación de los Recursos Nacionales, no han invitado a los productores e industriales argentinos; de ellas participan las celulósicas extranjeras y políticos que traicionan en flagrancia los mandatos que les fueron conferidos por sus votantes, como es el caso del Gobernador y los legisladores entrerrianos.
Original source: Corrientes Hoy
TWITTER
FACEBOOK
TWITTER
FACEBOOK

Post a comment

Name

Email address (optional - if you want a reply)

Comment