La cuestión tierra y ampliación de servicios echaron al gobierno de Lugo, dice Frente Guasu

TWITTER
FACEBOOK
20-6-2014, E'a

El próximo 22 de junio se recordarán dos años del que soportara Fernando Lugo. Lo desalojaron del Palacio siete días después de la masacre de Curuguaty.

Ahora, dice el Frente Guasu, se puede vislumbrar con mayor claridad que aquel “golpe de Estado, arropado bajo el manto de una supuesta legalidad,  tuvo como principal objetivo la interrupción de un proceso de cambios, a fin de impedir el fortalecimiento de las fuerzas democráticas y de los sectores sociales históricamente marginados”. Según el Frente, esta interrupción se realizó para “restaurar el orden oligárquico que caracteriza a la vieja política, sostenida través de la gestión prebendaria de las cúpulas de los partidos conservadores”.

Sostiene que para los “reducidos grupos dominantes de nuestro país es una herejía intolerable que el pueblo organizado se constituya en sujeto de derechos”. Dice que la participación protagónica de los movimientos populares y ciudadanos en los programas sociales del gobierno era considerada un peligro que cuestionaba la hegemonía del  “proyecto económico injusto y de dominación de la oligarquía, sustentado en la prebenda y la represión”.

Durante el gobierno –agrega- se puso en tela de juicio la legalidad de la tenencia irregular de la por parte de grandes latifundistas vinculados a la dictadura stronista, “y que es un recurso estratégico que genera ganancias multimillonarias para corporaciones transnacionales como Monsanto, Cargill y ADM. Los movimientos campesinos denunciaron y enfrentaron la apropiación ilegal de estas millones de hectáreas de tierras malhabidas, exigiendo su recuperación”.

Amplía que el gobierno de Lugo aprobó por primera vez la reglamentación de la ley de frontera, “que asegura la tierra en manos de compatriotas en una franja de 50 km. Se conquistaba también un gran avance en materia de soberanía energética, con el histórico acuerdo que triplicó la compensación de Itaipú para Paraguay”.

Otro de los principales “pecados de aquel gobierno legítimo fue la promoción del acceso de los sectores empobrecidos de nuestro país a la salud y la educación gratuita, en una extensión a la que jamás llegó ningún gobierno en el Paraguay”, remata.

Original source: E'a
TWITTER
FACEBOOK
TWITTER
FACEBOOK

Post a comment

Name

Email address (optional - if you want a reply)

Comment