Logo-text

Alternativas de inversiones positivas en tierras

27-3-2013, TNI

Sylvia Kay, Traducción: Beatriz Martínez

Las inversiones en agricultura entrañan una serie de elecciones: sobre la organización de las economías rurales, sobra la construcción de sujetos y culturas rurales, y sobre el papel más general que desempeña la agricultura en varias articulaciones entre Estados, mercados, seres humanos y naturaleza.

Sin embargo, estas elecciones se han visto eclipsadas por la generalización de un modelo de agricultura de monocultivo a gran escala, orientado a la exportación y muy intensivo en capital, que se presenta como la forma más eficiente y productiva –y por tanto más racional– de alimentar al mundo. En consecuencia, las iniciativas de inversión agrícola, tanto las dirigidas por el Estado como por el mercado, se han canalizado hacia el fomento de este modelo de agricultura. Las adquisiciones o arrendamientos de tierras a gran escala, tam- bién conocidos como ‘acaparamientos de tierras’, son la última manifestación de este tipo de inversión agrícola. Aplaudidas por instituciones financieras internacionales, organizaciones agrícolas multilaterales y grandes filántropos porque supues- tamente aportan una inyección de capital muy necesaria a las precarias economías rurales, estas adquisiciones o arrendamientos de tierras a gran escala representan casos de ‘inversión’ solo en el sentido más restringido del término.

El objetivo de este informe es descorrer el velo de qué supone exactamente la inversión en agricultura. Cuando la inversión se define como aquellas actividades que desarrollan todas las formas de capital –incluido el natural, social, humano, físico y financiero–, se hace evidente que las adquisiciones o arrendamientos de tierras a gran escala que solo aportan capital financiero y degradan otras formas de capital han secuestrado el concepto de inversión. Un modelo de producción agrícola que está generando una crisis de reproducción social y que está subsidiado por enormes rentas ecológicas no representa la mejor manera de organizar la agricultura. Es necesario reivindicar el concepto de inversión. Tras exponer los fallos del modelo preponderante de inversión agrícola que se está siguiendo actualmente mediante varias formas de acumulación privada, exclusión social, desposesión e integración adversa, la sección principal de este informe está dedicada a analizar inversiones alternativas en el ámbito de la agricultura. Estas inversiones alternativas positivas, que se dan en un amplio abanico de contextos del Sur y del Norte Global, ilustran las posibilidades de construir futuros rurales basados en prácticas agrarias económicamente viables y respetuosas con el medio ambiente. El informe finaliza presentando algunas opciones para fortalecer estas inversiones alternativas positivas a través de las acciones tanto de Estados como de movimientos sociales que luchan por la justicia alimentaria y por la soberanía alimentaria.

Alternativas de inversiones positivas en tierras

  • Icon-world  TNI
  • 27 Mar 2013

Who's involved?

Who's involved?


Languages



Special content



Archives




Latest posts