Afirman que este año podría aprobarse la ley que restringe la venta de tierras a extranjeros

TWITTER
FACEBOOK
Pablo Orsolini

La Política Online  |  03.03.2011

El diputado del campo, Pablo Orsolini, afirmó a La Política Online que “los distintos proyectos presentados son similares, así que no será difícil ponerse de acuerdo”. Fue este ex directivo de Federación Agraria, quien a viva voz logró que Cristina Kirchner avalara el tema durante su discurso en la Asamblea Legislativa.

El tema de la Ley de extranjerización de tierras en la Argentina se coló en el inicio del período Legislativo 2011 cuando la propia Cristina Kirchner tuvo que hacer mención al asunto luego de un pedido de uno de los diputados presentes en el Congreso.

El hombre que le solicitó por medio de un casi desesperado grito a la primera fue Pablo Orsolini, diputado nacional por la provincia del Chaco y ex directivo de Federación Agraria Argentina (FAA).

El hecho ocurrió al final del discurso presidencial cuando Cristina hacía mención a los proyectos que pretendía que se traten este año en el recinto. En ese momento, Orsolini aprovechó la posibilidad y le dijo: “No se olvide de la extranjerización de la tierra”.

La presidenta interrumpió su discurso, lo miró a los ojos y le preguntó, ¿cómo es su nombre diputado? En medio del griterío Daniel Katz le respondió: “Orsolini”. Ahí no más, Edgardo De Petri dijo en un tono descalificante: “Es de Federación Agraria”.

Más adelante, la primera mandataria respondió al último dicho del diputado del Frente para la Victoria: “Bueno, no importa, si dice algo interesante por más que sea de dónde sea, aunque no me guste, tengo que escucharlo”.

A partir de ese momento Cristina por primera vez en su mandato habló y aseguró que “vamos a enviar un proyecto de Ley que tiene que ver con lo que acaba de decir el diputado, que es la Ley de Propiedad de la Tierra en la República Argentina”.

Enseguida afirmó que la Ley “tiene que ser lo suficientemente inteligente para que no tenga un sesgo anti-inversor que nos plantee a los argentinos como xenófobos y refractarios a cualquier tipo de inversión”.

“Hoy es un modelo que también está llevando a cabo Brasil, hay modelos a mirar, no vamos a inventar nada nuevo, es simplemente dar un instrumento que asegure que los recursos, que van a ser vitales para el siglo XXI, sigan precisamente en órbita y en competencia nacional, que no significa desalentar la inversión extranjera”, agregó.

Un acuerdo posible

En diálogo con La Política Online el diputado radical Pablo Orsolini, autor de uno de los proyectos que regula la venta de tierras a extranjeros, adelantó que “esperamos que este año pueda aprobarse la Ley, vamos a trabajar para esto”.

“Todos los proyectos que están en la Cámara de Diputados tienen bastantes similitudes, por lo cual no creo que sea tan complejo ponerse de acuerdo”, señaló el legislador, y agregó que “ahora habrá que esperar a ver qué pasa cuando se reúnan las comisiones”.

Orsolini comentó además que los equipos técnicos de los diversos bloques de diputados se encuentran trabajando para ver hasta qué punto una Ley de este tipo no viola los tratados internacionales vigentes en la actualidad.

“No podemos permitir que la Argentina sea uno de los pocos países del mundo en el que se pueda comprar la cantidad de tierras que se quiera con absoluta ligereza e impunidad”, disparó el ex director de FAA.

Venta de tierras a extranjeros

En la Argentina la venta de tierras productivas a extranjeros no está regulada ni se lleva un registro oficial de tales operaciones, por lo cual es imposible saber con exactitud la cantidad de tierras que está en manos de personas del exterior.

En este sentido, en el Congreso se presentaron varios proyectos para regular esas operaciones: uno es impulsado por las diputadas de la Coalición Cívica Elisa Carrió y Susana García, otro por diputados de la UCR y uno impulsado por Diana Conti.

Durante la segunda mitad del año pasado se llegaron a discutir en el Congreso estos proyectos, aunque ninguno logró prosperar debido a “falta de voluntad política” por parte del oficialismo, según dicen fuentes legislativas.

En tanto que un reciente informe del Banco Mundial al que accedió LPO reconoció que la “extranjerización de tierras” suma ya más de 46 millones de hectáreas en todo el planeta, especialmente en África y Latinoamérica.

El informe señala que “Australia, Argentina, Brasil, Nueva Zelanda y Uruguay son apenas unos cuantos de los países que actualmente debaten si deben introducir restricciones, a los más altos niveles de su política pública, a los extranjeros que buscan la propiedad de tierras agrícolas”.

Por su lado, poco después de asumir, el presidente de Uruguay José “Pepe” Mujica aseguró que durante su mandato no se permitirá la compra de tierras uruguayas por parte de Estados extranjeros.

El mandatario del país vecino admitió que recibió consultas de representantes de gobiernos extranjeros interesados en comprar tierras productivas para destinarlas a proyectos lecheros, aunque decidió desestimarlas.

Original source: La Política Online
TWITTER
FACEBOOK
TWITTER
FACEBOOK

Post a comment

Name

Email address (optional - if you want a reply)

Comment