Comprar tierras agrícolas: Una apuesta con poco riesgo y alta rentabilidad

TWITTER
FACEBOOK

RPP Perú | Lunes, 29 de Marzo del 2010

Expertos señalan que la agricultura es una inversión de futuro destinada a ´convertirse en la inversión a la moda´.

Comprar tierras agrícolas, principalmente en África y América Latina, es una apuesta poco arriesgada, dado el rápido crecimiento de la población mundial a alimentar, que puede dar importantes beneficios, señalan los expertos.

"Vemos desde hace cuatro o cinco años una verdadera carrera por adquirir tierras potencialmente arables en África y América del Sur", afirma Olivier de la Selle, consultor de la firma AgriFrance, división del grupo bancario francés BNP-Paribas especializada en la propiedad rural.

En un informe publicado recientemente, ese banco señala que la agricultura es una inversión de futuro destinada a "convertirse en la inversión a la moda".

Y recuerda al escritor estadounidense Mark Twain, que hace más de 100 años ya aconsejaba "comprar tierra, porque no se fabrica más".

Prueba de la rentabilidad del sector, la empresa francesa AgroGeneration anunció el lunes que duplicará sus tierras cultivadas en Ucrania, y sus acciones --que cotizan en la bolsa de París desde el 1 de marzo-- progresaron inmediatamente un 7,5%.

Al ritmo actual, la población mundial aumentará un 50% en 40 años, pasando de 6.000 millones en 2008 a 9.000 millones en 2050.

Actualmente se cultivan 1.500 hectáreas de tierra en el mundo así que, teniendo en cuenta el aumento de

la productividad, se necesitarán 120 millones de hectáreas más antes de 2030, señala De la Selle.

Entre 15 y 20 millones de hectáreas de tierra están siendo negociadas en el marco de esta "carrera de superficies" que según el consultante se realiza "a una escala a veces gigantesca".

Este mercado de tierras agrícolas atrae tanto a los inversores públicos como privados.

En el sector privado, el grupo italiano Benetton compró un millón de hectáreas en Argentina para producir lana.

Una compañía finlandesa, Tornator, acaba de adquirir 12.000 hectáreas de bosques en Rumania. Y el 6% de los bosques de Letonia ya pertenece a extranjeros.

Por su parte, China proyecta invertir en el aceite de palma en Congo y negocia la compra de 2,5 millones de hectáreas de tierra.

Utilizado para cocinar, pero también como carburante tras un proceso de transformación, este aceite es el más consumido en el mundo, con una parte de mercado del 25%.

Con un millón de ingenieros agrónomos en el continente negro, que trabajan en once centros de investigación y desarrollo, "China se está abalanzando sobre África", señala De la Selle.

El gigante asiático tiene una necesidad vital de nuevas superficies arables, ya que actualmente sólo tiene el 9% de las tierras cultivadas en el mundo pese a que su población representa el 20% de la población mundial.

En 2030, China tendrá 221 ciudades con más de un millón de habitantes.

Además de China, otros dos países han invertido masivamente en África, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, que compraron respectivamente 500.000 hectáreas en Tanzania y 400.000 en Sudán.

En Madagascar, la empresa surcoreana Daewoo Logistics quiso explotar 1,3 millones de hectáreas pero la población se rebeló y el proyecto fracasó.

Ahora, una empresa india se interesa por un paquete de 465.000 hectáreas.
Original source: RPP Perú
TWITTER
FACEBOOK
TWITTER
FACEBOOK

Post a comment

Name

Email address (optional - if you want a reply)

Comment