Biosfera del río Plátano en riesgo de perder título de patrimonio de la humanidad por enorme descombro del bosque

Thumb_biosfera_tegucigalpa_e_gado
Criterio.hn | 31 Enero 2024

Biosfera del río Plátano en riesgo de perder título de patrimonio de la humanidad por enorme descombro del bosque

En agosto de 2023, Criterio.hn realizó una visita a varias zonas de La Moskitia hondureña, considerado como el segundo bosque más grande de Centroamérica, en la que conversó con representantes de los pueblos indígenas, que denunciaron la presencia de ganaderos, que llegan desde otros departamentos y han deforestado grandes cantidades de terreno para el pastoreo de ganado vacuno.

Tegucigalpa, Honduras. -La ganadería expansiva, la tala ilegal y el narcotráfico han descombrado incansablemente las entrañas de la Biosfera del Río Plátano, ubicada en La Moskitia entre los departamentos de Olancho y Gracias a Dios, provocando daños irreparables en el ecosistema y a la forma de vida de cuatro pueblos indígenas que residen en la zona.

Estas acciones podrían traer consecuencias graves como la perdida de flora y fauna, reservas de agua, la subsistencia de los pueblos indígenas –Miskito, Pech, Tawahka y Garífunas— y en última instancia que la Biosfera del Río Plátano pierda la categoría de patrimonio de la humanidad, el cual le fue otorgado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), en 1982.

El Río Plátano alberga importantes ecosistemas como áreas marinas costeras y coralinas, y una variedad de hábitat, que incluyen extensos bosques lluviosos, manglares y cayos. Pero toda esa belleza natural, esta siendo riqueza natural es amenazada y se ve reducida por actividades de los terceros –así llaman a los ganaderos que provienen de otros departamentos—.En agosto de 2023, Criterio.hn realizó una visita a varias zonas de La Moskitia hondureña, considerado como el segundo bosque más grande de Centroamérica, en la que conversó con representantes de los pueblos indígenas, que denunciaron la presencia de ganaderos, que llegan desde otros departamentos, han deforestado grandes terrenos para el pastoreo de ganado vacuno, asimismo las pistas y carreteras que se han construido en los últimos años y que son utilizadas para el trasporte de droga.

Además, solicitaron una verdadera defensa de la biosfera para conservar el lugar donde han residido desde hace décadas. De igual manera, piden que se lleve a cabo un programa de reforestación masivo para recuperas las hectáreas de bosque que han sido “devoradas” por actividades antropogénicas.

Jairo Woods, secretario de Drapap Tarara Iwi Uplika Nani AslaTakanka, que significa Organización de las personas que viven en Drapap Tara (DIUNAT), contó a Criterio.hn que el acaparamiento de tierras está siendo utilizada como pistas para el tráfico de droga, ganadería y la tala ilegal, mismas que dejan daños que amenazan la biosfera.  

Relató que, a partir del 2012, la situación cambio, ya que, siete familias se reparten La Moskitia, ven la oportunidad además de los otros negocios de hacer ganadería y comienzan a depredar el bosque indiscriminadamente y también a afectar a los pobladores.

Explicó que incluso la Asociación de Agricultores y Ganadores de Brus Laguna (Agrabrul), está integrada por foráneos –termino usado para referirse a personas que no son originarios del lugar— y no se consideró a los verdaderos productores de la zona.

En una tarde calurosa, por las temperaturas que alcanzaban los 30° Celsius en esas fechas, el líder miskito comentó que los terceros o foráneos “acabaron con un bosque completo, ya no existe, ahí tienen hoy más de 100 mil cabezas de ganado brahman blanco, ganado de engorde, eso es exportado a Guatemala”.

Woods, también comentó que la llegada de ganaderos no ha ayudado a la comunidad, ya que no genera empleos y las pocas oportunidades son precarias.

Añadió que “el trato hacia las personas que trabajan para ellos, minimiza a los misquitos y los tratan como quieren, “dicen que si les van a pagar siete mil pesos les dan una parte de dinero y otra de marihuana, los vuelven adictos”. 

Jairo Woods, quien también se dedica a la docencia, se mostró escéptico ante el accionar gubernamental y dijo “no tener “esperanzas” que las autoridades actúen para conservar la biosfera, pese a las promesas de la presidenta, Xiomara Castro, de cumplir con la protección del medio ambiente y desarrollo agroforestal, enmarcado en su Plan de Gobierno.

“La situación está difícil, al ver la Biosfera del Río Plátano como está ahorita, es triste porque no sentimos esperanza en el gobierno, sé que la presidenta Castro habló de militarizar la zona y de intervenir los bosques, pero eso es teoría porque no se ha cumplido”, acotó.

Woods cuestionó que mientras las autoridades no actúen, cada día que pasa se pierden cientos de hectáreas del bosque de la Biosfera del Río Plátano, ya que cada semana se va “descombrando” más y más las zonas de amortiguamiento del segundo pulmón de América.

Según cifras brindadas por el director del Instituto de Conservación Forestal, Áreas Protegidas y Vida Silvestre (ICF), Luis Soliz, entre 2019 y 2021 se han perdido 226 mil hectáreas de bosque, de las cuales 102 mil hectáreas de bosques eran de áreas protegidas.

Durante su participación en un foro televisivo, el funcionario detalló que la tasa de deforestación se disparó a partir del 2014, ya que, antes de ese año la deforestación alcanzó las 26 mil hectáreas de despoblación forestal.

En una entrevista brindada a Criterio.hn en septiembre de 2023, Soliz detalló que el gobierno destinó 200 millones de lempiras y la cooperación –no especificó que si se trata de cooperación internacional— otorgó 30 millones de lempiras. Sin embargo, en declaraciones recientes, a medios de comunicación, dijo que el Programa Padre Andrés Tamayo, es del presupuesto del ICF, pero se necesita más acciones.

  • Who's involved?

    Whos Involved?

    Languages



    Special content



    Archives


    Latest posts