Argentina, Mendoza, San Rafael: puesteros frenan un desalojo en Punta de Agua

TWITTER
FACEBOOK
29-7-2016, Jornada Online

Familias campesinas y otros vecinos mantienen una nutrida guardia en rechazo de una amenaza de desalojo a puesteros con siete décadas de posesión sobre las tierras en que viven y producen, en la localidad sanrafaelina de Punta de Agua.

“Mi suegro Donato Coronel hace 67 años que vive aquí y mi esposo Guillermo Coronel, de 47 años, es nacido y criado en el puesto”, indicó Eliana Gimena Moyano de Coronel, integrante de la familia de ocho integrantes que posee unas “50 hectáreas con chivos, ovejas, caballos, corrales, huerta y forestación”.

Javier Casabó, el empresario de General Alvear que pretende desalojar a los Coronel, “quiere apoderarse de la totalidad de nuestra tierra; nos respeta solamente la casa y hasta amenazó con impedirnos criar gallinas”, agregó Eliana.

Los pobladores de Punta de Agua permanecen movilizados desde el miércoles último, cuando “se presentó en el puesto con una orden de desalojo un oficial de justicia de apellido Mazzini, que llegó en una camioneta junto a otras personas que no permitieron que se las identificara y una mujer de apellido Ciccioli”, relató la mujer.

Ese día, “venían a ejecutar el desalojo ordenado por el juez José Saponara de General Alvear pero no pudieron ingresar y se tuvieron que ir porque nos opusimos con firmeza y se juntó toda la comunidad, con el apoyo de la UST”, la expresión provincial del Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI), señaló.

“El intento de desalojo de la familia Coronel es el segundo en un mes en Punta de Agua, ya que en junio pasado trató de desalojar a otro puestero una abogada de la empresa Laguna Blue-Agua Segura, vinculada al grupo del empresario italiano Vittorio Della Toffola”, recordó Damián “Tato” Segura, de la UST.

Un día después del intento de desalojo de los Coronel, “ante información que indicaba que venían de nuevo pero acompañados por una Traffic con policías, la gente volvió a apostarse y finalmente no llegaron hasta el puesto, no se atrevieron, pero nosotros nos mantenemos la guardia en la tranquera día y noche”, contó Eliana.

La vocera de la familia Coronel dijo además que el empresario Casabó tiene “una finquita de fin de semana a unos 800 metros” del puesto y que, “en una comunicación telefónica que arreglo a través de esta mujer Ciccioli, le dijo a mi esposo que fuera a hablar con él ahí, pero no fue porque es gente que anda siempre armada y matando animales. Para nosotros no es gente de confianza y terminó amenazándonos otra vez por teléfono”.

En cuanto a la orden judicial de desalojo, el juez Saponara “no le dio cabida a nuestro abogado Claudio Nazareno Vázquez para que presentara las pruebas de la posesión, todas las pruebas de nuestra parte y por eso hasta ahora sólo pudo poner un freno momentáneo con un recurso de amparo”, concluyó Eliana.

Original source: Jornada Online
TWITTER
FACEBOOK
TWITTER
FACEBOOK

Post a comment

Name

Email address (optional - if you want a reply)

Comment