Logo-text

El Banco Mundial y el acaparamiento de tierras

El BM, apoyado por la ONU, busca legitimar el acaparamiento de tierras en Asia, África y América Latina. La agricultura industrial a debate

Internacional | Rubén G. Herrera - Tercera Información

Esta advertencia se hizo plausible cuando el Banco Mundial lanzó la noticia en un encuentro en Washington el 26 y 27 de abril. Durante el acto, anunció sus compromisos voluntarios para proteger a largo plazo los derechos, los modos de vida y los recursos de estos continentes durante los procesos de adquisición de tierras por parte de inversores extranjeros. Pero si se piensa, esto es una paradoja. Además en la reunión que mantuvo el Banco Mundial en 2009, que organiza anualmente, encaminó su discurso a dar más influencia dentro de la organización a los miembros que son países en desarrollo. ¿No es precisamente esto todo lo contrario?

Sin embargo, Robert Bruce Zoellick, el actual y onceavo presidente del Banco Mundial, es experto en persuadir (y convencer) con numerosos informes sobre las buenas intenciones de la entidad (sobre el cambio climático, sobre el apoyo a Haiti, sobre la crisis...). Hace unos días llegó a afirmar que «el mundo tiene un nuevo orden económico multipolar, en el 2009 llegó a su fin lo que se conocía como el Tercer Mundo». (1)

Esa "multipolaridad" se vislumbra en el evento en Washington, el cual supuso un trámite de voto por adquisición estratégica de territorio. Una negociación que consiste en el cambio del poder de voto, para aumentar la participación de China de 2,78 a 4,42% en la entidad, situándose detrás de Estados Unidos, potencia que conserva su poder de veto con el 15,85% de participación, y de Japón con el 6,84%.

El otro debate, mucho más interesante, viene dado por la imposición de esa llamada "agricultura industrial". Amigos de la Tierra señala que «es una de las principales causas del daño medioambiental, responsable de alrededor de la mitad de las emisiones de gases de efecto invernadero y de la destrucción de los ecosistemas naturales». Ecologistas en Acción lleva años defendiendo que «la agricultura industrial contribuye al avance de la desertificación». El objetivo de esta agricultura es producir mercancias para el mercado global, como piensos y agrocombustibles, principalmente en los países empobrecidos, para su posterior exportación a los países ricos, provocando la desigualdad en el reparto de recursos y, por tanto, la desnutrición mundial.

El Banco Mundial declara que estas adquisiciones de terreno promoverán la inversión agrícola, protegiendo los modos de vida de las personas que allí habitan, cuando, en realidad, destruirán el sustento local y solo contribuirán a incrementar los beneficios de las grandes multinacionales.

GRAIN afirma que «como resultado, las tierras agrícolas fértiles se están privatizando y concentrando, de manera que los modos de vida de millones de personas se ven perjudicados por el acaparamiento de tierras, especialmente los de indígenas, y del sector primario en países subdesarrollados. Las empresas y Gobiernos extranjeros compran millones de hectáreas en África, Asia y América Latina para cultivar y exportar la producción, en muchos casos destinada a agrocombustibles». (2)

El Presidente de Amigos de la Tierra Internacional, Nnimmo Bassey declaró que «La ONU ha demostrado que para alimentar a toda la población mundial es necesario promover una agricultura ecológica campesina. Aun así, el Banco mundial y organismos internacionales apoyan los principios que legitiman una nueva forma de colonialismo y agrava las condiciones de vida de millones de personas y del medio ambiente» (3)

Estas prácticas solo conseguirán empobrecer y marginar, aún más, a las personas cuya forma de vida consiste en el cultivo de alimentos a nivel local y a las pequeñas comunidades que ya forman parte de los 1.000 millones de personas que se sitúan bajo el umbral de la pobreza (4). Deberían sustituirse por técnicas menos agresivas para el medio ambiente en general, aunque ello suponga un crecimiento menos acelerado, y para el suelo en particular. La conversión a una agricultura de conservación, integrada o biológica, implicaría la adopción de una serie de técnicas (cultivos en bandas, acolchado del suelo con siembras de forrajeras, construcción de cortavientos, rotación de cultivos, gestión adecuada del agua, etc.), que ayudaría a reducir el impacto y el avance de la desertificación en el Estado español (5)

La próxima reunión del Comité de Desarrollo está prevista para el 10 de octubre de 2010 en la ciudad de Washington.

1) http://www.portafolio.com.co/opinion/columnistas/andrsespinosafenwarth/el-nuevo-orden-mundial_7679927-3

2) GRAIN es una ONG que trabaja para apoyar a los pequeños agricultores y los movimientos sociales en su lucha por la biodiversidad y el controlado-alimentos-los sistemas basados en la comunidad. http://www.grain.org/principal/

3) http://www.tierra.org/spip/spip.php?article1043

4) Según la FAO 1.000 millones de personas se encuentran bajo el umbral de la pobreza, la mayoría en los países empobrecidos, mientras, el mismo número de personas sufre de obesidad en los países ricos: http://www.fao.org/hunger/hunger-home/es/

5) http://www.ecologistasenaccion.org/spip.php?article11587

- Los principios del Banco Mundial en esta iniciativa fueron anunciados en un documento que puede verse en: http://web.worldbank.org/WBSITE/EXTERNAL/BANCOMUNDIAL/NEWSSPANISH/0,,contentMDK:22556268 pagePK:64257043 piPK:437376 theSitePK:1074568,00.html

Who's involved?

Who's involved?


Languages



Special content



Archives




Latest posts