Header-farmlandgrab-en3
Icon-globe   Icon-fb   Icon-twitter   Icon-rss  
Home About events Gallery Publish
Subscribe
Help

Who's involved?

Archives

Languages

Special content

Con hambre de inversiones
Published: 06 Sep 2012
Posted in:  EBRD | FAO
Comments (0) Print Email this

Wall Street Journal | Septiembre 6, 2012 | traducido del inglés por GRAIN | français

CON HAMBRE DE INVERSIONES

EL SECTOR PRIVADO PUEDE EMPUJAR EL DESARROLLO AGRICOLA EN PAISES QUE MÁS LO NECESITAN

Por SUMA CHAKRABARTI y JOSE GRAZIANO DA SILVA

Sequías severas, alza de los precios de los granos y escasez de alimentos – todos los últimos titulares de las noticias son un llamado a la acción. Las preocupaciones acerca de la seguridad alimentaria a menudo pasan a segundo plano frente a los problemas de la eurozona y otras crisis, pero el asunto afecta a mucha más gente de forma mucho más inmediata: se trata del pan diario, y es hora de mejorar nuestra respuesta.

El 13 de septiembre, la mayor y más importante reunión de empresas y representantes del agronegocio desde el Mar Caspio y el Mar Negro hasta el Mediterráneo se llevará a cabo en Estambul. Los participantes discutirán el papel clave del sector privado en la alimentación del mundo. El Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (EBRD) y la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) conducirán el debate, que esperamos se convierta en un debate global.

La verdad desnuda es que el mundo necesita más alimento, y eso significa más producción. Hay mucho espacio para el crecimiento agrícola en los países en que opera el EBRD, una gran franja de tierra que se extiende desde Mongolia en Asia Central hasta Marruecos en el norte de África

El sector privado puede ser el motor principal de este crecimiento. Empresas privadas dinámicas y eficientes han logrado transformar países como Rusia, Ucrania y Kazakhstan de ser las tierras baldías del los 90 después del colapso de las granjas colectivas, a ser actualmente los principales exportadores de cereales. Estos tres países ya producen el 15% de las exportaciones mundiales y con las políticas adecuadas pueden doblar sus cosechas. La tierra fértil puede dar rendimientos mucho más altos en cereales, hasta un 75% adicional de aquí a 10 años. Rusia, Ucrania y Kazakhstan tienen en conjunto el potencial de proveer la mitad de las importaciones globales. Algunas empresas privadas ya están mostrando el camino a seguir, como Nibulon en Ucrania, que ya casi es capaz de proveer el equivalente de todo el consumo anual de Egipto y abastece de cereales al Programa de Alimentos de las Naciones Unidas.

El anfitrión de la conferencia, Turquía, también tiene un inmenso potencial. Ha sido bendecido con tierra arable y fértil y ha triplicado sus exportaciones agrícolas en los últimos 10 años. Una vez que solucione lo que le pone freno - niveles relativamente altos de protección, falta de riego, fincas pequeñas y anti-económicas, y acceso limitado al capital para insumos modernos de producción - puede lograr mucho más.

Como algunos inversionistas occidentales ya saben, los agronegocios en países en transición pueden ser riesgosos, pero también lucrativos. En comparación a otras áreas industriales, la agricultura en muchos países es más transparente; muchos productores importantes planean atraer inversionistas extranjeros y manejan sus libros de acuerdo a ello.

Pero el éxito de la industria implica más que simplemente lucro. En un mundo de casi siete mil millones de personas, los países en transición pueden combatir el hambre produciendo más cereales y potencialmente más carne; pero también pueden combatir la pobreza ayudando a su propia población rural a seguir el camino del éxito en agricultura sustentable. Algunos países en Asia central, donde en la actualidad los niños sufren de bajo crecimiento debido a la desnutrición, se podrían beneficiar de mayores precios mundiales de las mercancías agrícolas para alimentar a su propia gente.

Para lograr eso, se necesita mucho trabajo.

El sector privado debe doblar su inversión en tierras, y en maquinaria y semillas. Las inversiones en infraestructura de almacenamiento, transporte y comercio son la clave no sólo para asegurar que el alimento llegue al destino deseado, sino para construir medidas de seguridad contra situaciones adversas y sequías. Algunas de las inversiones en infraestructura podrían hacerse de manera conjunta con los gobiernos mediante iniciativas conjuntas estructuradas apropiadamente.

Las organizaciones internacionales pueden ayudar a coordinar y entregar capital para invertir, asistencia técnica y capacitación para apoyar la transferencia de tecnología. El EBRD y la FAO ya están movilizando inversiones para infraestructura y equipo y mejorando el acceso de los agricultores al financiamiento gracias a las reformas pro transacciones seguras, que les permitirán entregar sus cultivos y maquinaria como garantía hipotecaria. El EBRD y la FAO también fomentan el uso eficiente de los recursos, lo que implica “más alimento por cada gota” de agua y fertilizante.

Pero los gobiernos también deben actuar.

Primero, debieran crear un marco de políticas predecible que promueva la inversión del sector privado por parte de todos los participantes en el mercado. Restricciones ad hoc en el pasado han contribuido sustancialmente a precios más altos e inestables y han tenido un efecto negativo prolongado en la confianza de los inversionistas. Los precios deben determinarse en base al mercado y debe haber más opciones para acceder al financiamiento - por ejemplo, utilizando la cosecha como garantía hipotecaria. Esto requeriría de nuevas leyes en la mayoría de los países.

Segundo, los gobiernos debieran promover la transparencia del mercado y un mejor manejo de riesgos. Ello incluye apoyar las bolsas nacionales y regionales de mercancías agrícolas y los mercados de seguros contra el clima.

Tercero, se necesita apoyo para desarrollar cultivos más resilentes y facilitar su acceso a los mercados globales.

Cuarto, debiera haber un mayor diálogo publico-privado. Se necesita una base de datos compartida sobre mercancías agrícolas, y coordinación de las políticas de reservas alimentarias de emergencia.

El debate sobre el papel del sector privado en la seguridad alimentaria mundial necesita ser escuchado no sólo en la Europa emergente, en Asia y en el norte de África, sino también en occidente. Es la inversión privada responsable de todo el mundo la que puede fertilizar esta tierra con dinero, una vez que el ambiente para hacer negocios sea el correcto. Muchos países tienen hambre de tal inversión – y su inversión puede ayudar a hacerle la vida más fácil a los hambrientos del mundo.

El Sr. Chakrabarti es presidente del Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo. El Sr da Silva es el director general de la Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.




Post a comment
Name

Email address (optional - if you want a reply)

Comment

Liberia: Cease governmental surveillance and harassment against human rights advocates defending land and natural resource rights. Send letter to President Sirleaf


Tell TIAA-CREF to go deforestation and land grab-free!


Who's involved?

07 Dec 2016 - Brussels
Access to land for farmers in the EU



Languages



Archives