Acaparamiento de agua: hidrocolonialismo y suicidio socio-ambiental

TWITTER
FACEBOOK
8-3-2013

Carlos Eloy Balmaseda Espinosa

“…tú no puedes comprar el viento, tú no puedes comprar el sol, tú no puedes comprar la lluvia, tú no puedes comprar el calor,…”

Canción Latinoamérica, del Grupo Calle 13

Introducción

El agua es un recurso vital por su rol como componente en diversos ciclos como el clima, la alimentación, la salud y el medio ambiente. Aún no se ha encontrado otra sustancia, ni natural, ni fabricada que sustituya sus funciones. Es el principal elemento constituyente del cuerpo humano (60 – 70% es agua) y de casi todos los organismos vivientes. Por tales razones, investigadores plantean que el agua será el recurso que defina el desarrollo sostenible.

La sostenibilidad de los recursos hídricos se valora a través de indicadores que demuestran la disponibilidad de agua en cantidades suficientes para suplir las necesidades (agrícolas, industriales y domésticas), con calidad de acuerdo a los requerimientos de cada tipo de uso y con posibilidades de acceso para todos los ciudadanos.

Casi tres cuartas partes del planeta Tierra están cubiertas por agua. Se estima que el volumen existente es de 1400 millones de kilómetros cúbicos, pero solo una pequeña parte es dulce y accesible para su empleo, la cual alcanza el 0,5% de ese total. Buscando un símil se podría decir que si se coloca toda el agua del mundo en una bañera, la disponible para el uso y consumo humano cabría en una cuchara.

El manejo inadecuado de los recursos hídricos ha provocado que la disponibilidad de agua en muchos países haya disminuido considerablemente. En el año 1950 solo nueve países enfrentaban una escasez crónica, sin embargo, se estima que si continúan los patrones de producción y consumo actuales en el 2025 más de 50 naciones presentarán esa situación, la demanda será 56% mayor que la capacidad de suministro. A esto se agrega el deterioro de la calidad de las aguas causado por la contaminación.

Organismos internacionales (Organización Mundial de la Salud y la FAO, entre otros) definen entre 20 y 50 litros diarios por persona el umbral de pobreza del agua. Una cantidad muy baja para satisfacer las necesidades básicas de un individuo. Aun así, estadísticas de Naciones Unidas indican que en el año 2010 en el mundo había más de 1100 millones de personas que carecían de acceso a fuentes de agua potable y más de 2600 millones (casi la mitad de la población total de los países en desarrollo) sin acceso a saneamiento básico; por esa razón mueren cada día cerca de 4500 niños, la mayoría en países “en desarrollo”, la diarrea es la segunda causa de muertes de niños menores de 5 años; en esas mismas naciones fallecen 3,5 millones de personas por enfermedades causadas por la calidad de las aguas. Esas cifras son superiores a las ocasionadas por las guerras.

Leer el artículo completo aquí: Acaparamiento de agua
Original source:
TWITTER
FACEBOOK
TWITTER
FACEBOOK

Post a comment

Name

Email address (optional - if you want a reply)

Comment