China avanza en el control de industrias de alimentos
9-8-2013, El Universal

Al Gobierno chino y sus empresas les urge controlar un grueso de la industria de alimentos del planeta para satisfacer la demanda interna ante su acelerado crecimiento demográfico, por lo que América Latina es un mercado al que el dardo silencioso de los inversionistas asiáticos está apuntando.

Con más de 1.300 millones de personas que alimentar, y un promedio de 10 millones de nacimientos anuales para las próximas décadas, la jerarquía comunista china está concentrada en garantizar la subsistencia de toda su población.

Poco a poco las empresas de alimentos chinos están controlando industrias del sector en los cinco continentes, y ha sido en África donde la presencia del "poder rojo" se ha expandido.

En términos de las importaciones mundiales, China compra 53% de las ventas exteriores de granos de soya -aunque también es uno de sus principales productores-, a la vez de que en 2012 importó 522 mil toneladas de carne de cerdo, reflejan datos de la Cepal.

Como muestra de esa expansión, el comercio agrícola entre China y América Latina ascendió en 2012 a 30.900 millones de dólares, 12% del volumen comercial total entre ambas regiones, donde Brasil y Argentina concentran 91% del total.

Los chinos, si bien producen, están importando carne de aves, aceites vegetales, frutas frescas (en particular uvas), pescados congelados, leche, entre otros productos de la región.

El principal grupo agrícola de China, Heilongjiang Beidahuang Nongken Group, anunció en 2011 que adquiría o arrendaría unas 200.000 hectáreas de cultivo en países latinoamericanos como Brasil, Argentina y Venezuela, aunque en este último el proyecto no se concretó del todo.

El hecho de que el vicepresidente venezolano Jorge Arreaza destacara durante una visita en julio a China su interés en que ese país invierta en la agricultura nacional, apunta a la meta de reducir la importación de alimentos que está asfixiando las arcas del Estado.

La intención de Arreaza -en consonancia con los proyectos de expansión de China en la materia-, no es algo nuevo en la agenda de relaciones bilaterales, ya que Pekín ha incrementado sus inversiones y préstamos para la agricultura venezolana en el último lustro.

Venezuela y China ejecutan diez proyectos de cooperación agrícola, con una inversión que asciende a 2.300 millones de dólares, destaca un reporte de la Cancillería venezolana.

La cooperación a través de préstamos y asesorías de la nación comunista se concentra en proyectos agrícolas y agroindustriales en Apure, Delta Amacuro, Guárico y Barinas.

No obstante, el fracaso de las políticas del Gobierno venezolano para potenciar su industria de alimentos le impidió impulsar las exportaciones de alimentos al mercado chino, al contrario de sus vecinos.

Entre 2009 y el primer trimestre de 2013 Venezuela exportó $648 mil en rubros vinculados al sector alimenticio a China, siendo 2012 el año más crítico porque no vendió nada, según las estadísticas del INE.

En China todo se planifica, y el ofrecimiento de Venezuela para invertir en sus tierras puede resultar beneficioso, pero la urgente necesidad de satisfacer la demanda nacional tomará un buen tiempo antes de abrirse al mercado exportar.
URL to Article: https://farmlandgrab.org/post/view/22507

Source: El Universal 
http://www.eluniversal.com/internacional/130809/china-avanza-en-el-control-de-industrias-de-alimentos